Comparte.
Hoy nuestro gran Luis Aparicio Montiel, valor social y distinguido venezolano, celebra 38 años de su entrada por la puerta grande al Salón de la Fama del béisbol profesional de las Grandes Ligas, único compatriota en lograr esta hazaña que enorgullece a todo un país y a los habitantes de Rosario de Perijá, municipio ganadero que lo declaró Hijo Ilustre en 2006 en reconocimiento a la trayectoria de un hombre sinónimo de ejemplo en un país lleno de carencias.
Elí Ramòn Atencio, alcalde electo por segunda vez de Rosario de Perijá, tuvo el honor de organizar y dirigir en 2006 el homenaje que todos los sectores rosarenses unidos llevaron a declarar Hijo Ilustre a Aparicio Montiel no nacido en esas fértiles tierras zulianas, pero adoptado como un hijo distinguido que bateó y jugó el mejor béisbol de la gran carpa durante 18 años de permanencia en las Grandes Ligas del Béisbol, acto donde también estuvo presente el gobernador del estado, Manuel Rosales Guerrero, cuando cumplía su segundo período al frente del palacio de Los Cóndores.
Atencio, ganador de la alcaldía de Rosario de Perijá
el pasado 21 de noviembre con muy buen average en su salida al campo del juego electoral, afirma que pondrá el mejor esfuerzo en lograr los recursos del caso para rescatar y promover la práctica deportiva e instalaciones en su jurisdicción de gobierno, en una tarea que estimule a la juventud de Rosario de Perijá a la práctica sana no solo del béisbol si no de otras disciplinas deportivas que a la vuelta de pocos años cubran de gloria a Venezuela, el Zulia y a la tierra perijanera donde los jóvenes sabrán asumir los nuevos retos.
Recordó el alcalde Elí Ramòn Atencio que “la noche del martes 10 de enero de 1984 Luis Aparicio, toda Venezuela y Rosario de Perijá festejaron su elección al recinto de los inmortales de las Grandes Ligas, tras cinco primeros intentos infructuosos. En esa oportunidad, Aparicio resultó electo por la Asociación de Cronistas de Beisbol de Estados Unidos junto con el lanzador Don Drysdale y el slugger Harmon Killebrew”.
Redacción Adelante Informe/Nota de prensa