Comparte.

La pandemia avanza sin tregua, aunque ha perdido fuerza para crear focos de contagio masivos como ocurrió al inicio del brote en ciudades como Maracaibo, Caracas, Maracay y Ciudad Bolívar.

Y es que el doctor Julio Castro, médico infectólogo que asesoraba a la Asamblea Nacional en materia epidemiológica, advirtió de que la variante Mu del COVID-19 podría entrar al país desde Colombia y generar una especie de «interacción» con la variante Delta, asegurando que se sobrepondría la que tenga mayor transmisibilidad.

Esto implica que si la cepa de la variante Mu se fusiona con la cepa de la variante Delta, la primera mutación podría adquirir una mayor cantidad de espigas, lo cual le daría la capacidad de adherirse con más solidez y rapidez a las células humanas para provocar la infección.

Referente al efecto que las vacunas autorizadas causarían en la variante Mu, explicó que «hoy no tenemos la capacidad de saber la efectividad de las vacunas contra la Covid-19 de algunas variantes, son muy nuevas pero lo sabremos (…) Lo que podemos hacer los ciudadanos es continuar con las medidas de bioseguridad. Donde hay mucha transmisión, hay muchas variantes».

Hasta ahora, las vacunas chinas Sinovac y Sinopharm, así como también la rusa Sputnik V, han demostrado ser eficaces contra las variantes P1 (brasileña) y la variante Delta (india), pero no se ha comprobado su poder de protección en generación de anticuerpos frente a la variante Mu.

Asimismo, Castro afirmó que los gremios del personal de salud no cuentan con la información exacta relacionada a la proporción de variantes presentes en el país.

Se maneja un estimado del 80% de casos con la variante brasileña, pero esta ha perdido terreno y focos de contagio frente al avance de la variante Delta, que es la causante de la gran mayoría de casos de COVID-19 a nivel mundial. Entretanto, la humanidad ha vuelto a reabrir y reactivar plenamente el funcionamiento de sus sociedades, sus economías y sus diversos sistemas de vida en todo el planeta.

 

Ricardo Serrano