Comparte.

El empresario colombiano Alex Saab, cercano al presidente Nicolás Maduro y extraditado el sábado a Estados Unidos acusado por lavado, afirmó que enfrentará el proceso con «dignidad», asegurando no tener «nada que colaborar» con ese país, según una carta leída este domingo por su esposa.

«Enfrentaré el juicio con total dignidad (…). Deseo dejar claro que no tengo nada que colaborar con Estados Unidos, no he cometido ningún delito», declaró Camilla Fabri, esposa de Saab, leyendo el documento en una concentración organizada por las autoridades venezolanas en apoyo a Saab, en el centro de Caracas, a la que asistieron unas 300 personas.

Señalado de testaferro de Maduro, Saab comparecerá el lunes ante una corte de Florida, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado.

El empresario de 49 años y su socio Álvaro Pulido, cuyo paradero se desconoce, están acusados en Estados Unidos de dirigir una vasta red que explotaba un sistema de subsidios alimentarios en Venezuela.

Según Washington, transfirieron unos 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas que controlaban en Estados Unidos y otros países.

Corren el riesgo de ser condenados a 20 años de prisión. Alex Saab, que tiene la nacionalidad venezolana y cargo de «embajador», fue acusado en julio de 2019 en Miami por lavado de dinero y arrestado en junio de 2020 durante una escala de avión en Cabo Verde, costa noroeste de África.

«Declaro que estoy en pleno uso de mi razón, que no soy suicida, por si acaso me asesinan y dicen que me suicidé», precisó el colombiano, que muchos expertos creen que conoce todos los engranajes financieros ocultos de Caracas.

Saab puede «revelar información sobre coimas, sitios donde se movió dinero, sobreprecios» (…), él «era la bisagra de muchos de estos negocios que empieza a hacer el régimen de Nicolás Maduro con otros países aliados», aseguró Roberto Deniz, periodista del sitio Armando.info, que ha escrito exhaustivamente sobre el caso Saab y sobre quien pesa una orden de captura en Venezuela por «instigación al odio».

La esposa de Saab indicó que se enteró «por su hermana» del proceso de extradición desde Cabo Verde, realizado «a la espalda de los abogados y a la espalda de nosotros». «Nos enteramos por su hermana (…), un guardia le dijo a su hermana, le dijo simplemente: ‘Aceleraron la extradición'».

Madre de dos niñas de 1 y de 4 años, Camilla Fabril calificó a las autoridades caboverdianas y estadounidenses de «cobardes». «Lo que más le molesta a Estados Unidos es que mi esposo Alex Saab jamás se doblegará. ¡Jamás!», exclamó.

«Él tiene la fortaleza de la verdad y la inocencia», apuntó.

La extradición de Saab desató la ira del gobierno de Maduro, que «suspendió su participación» en el proceso de diálogo que sostiene con la oposición venezolana en México. Una próxima ronda de negociaciones debía comenzar este domingo en Ciudad de México.

 

 

Adelante Informe/AFP