Comparte.

La compulsiva voracidad fiscal del gobierno nacional no se puede parangonar con ningun otro gobierno del planeta. La puesta en marcha de IGTF (Impuesto a las grandes transacciones financieras) demuestra la contumacia del gobierno en materia de política fiscal, monetaria y politica cambiaria.

 

El IGTF es un instrumento regresivo, pernicioso para estimular la demanda efectiva. Este tributo entre otros daños inducira una demanda parsimoniosa en la economia venezolana puesto que IGTF pecha la forma de pago ( $ ) en una economia como la nuestra donde la dolarizacion transaccional es ampulosa, sin lugar a dudas golpeara con fuerza al consumidor final.

 

La unica manera de desdolarizar a nuestra vapuleada actividad económica es salir del circulo vicioso e infernal de la inflación, estancamiento y devaluación; para ello es necesario una política antinflacionaria estructurada con coherencia en política fiscal, monetaria y cambiaria.

 

POR JAIRO SILVA GONZALEZ