Comparte.

En el marco del proceso socio ambiental que ejecuta el Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (ICLAM), ya se inició el plan de atención integral para la recolección de residuos, desechos sólidos y evaluación de descargas de aguas residuales, en las costas del Lago de Maracaibo, en articulación con la Gobernación Bolivariana del Zulia.

La primera intervención se realizó en el sector Los Haticos, Comuna «las 4 raíces de la revolución » conformada por trece Consejos Comunales (de las comunidades Esperanza de Nuestros Hijos, Los Rosales, Gustavo Zin y La Arreaga 1).

Durante este primer abordaje que inició el día lunes, se ha logrado recolectar más de 280 m3 de residuos y desechos solidos, saneando 129 metros lineales de Costa gracias al apoyo de un par de cuadrillas conformada por 18 obreros y personal de la Comunidad.

Este plan de acción se ejecuta de manera articulada con el Gobierno Regional, gracias a los aportes otorgados por El Gobernador de la entidad Economista Omar Prieto y conjuntamente con la Unidad Territorial Ecosocialista (UTEC) y sus entes adcritos como Planimara e Hidrolago, además de tener el apoyo directo de los habitantes del sector inmediato a las riberas, así como de los miembros y representantes del Parlamento.

Armando Portillo, presidente del Iclam informó, que este plan de acción también contempla el abordaje de los sectores Santa Rosa de agua y Plaza Buen Maestro, haciendo una intervención integral de los espacios.

«Iniciamos en los Haticos, haciendo una recolección de desechos con maquinaria pesada y también de forma manual con las comunidades organizadas» resaltó Portillo.

El presidente de Iclam, también dió a conocer que el plan integral además del saneamiento ambiental global del área, contempla la reforestación, rescate de hábitat y habilitación de pozo de agua dulce para consumo comunitario que beneficiará a 2600 familias que habitan en esta importante costa del lago de Maracaibo.

 

Agua para las comunidades.

 

Durante la jornada también se apoyó a la comunidad con la adecuación de un pozo de agua, que fue hecho de forma artesanal por los habitantes de la comunidad, realizando la donación de una bomba de agua de un caballo de fuerza (1Hp), para optimizar el suministro del vital líquido que beneficia a las cuatro comunidades.

El pozo denominado por los mismos habitantes «la bendición de Dios», es el único pozo del sector que mana agua dulce, por lo que, el personal de Planimara, hicieron los ajustes necesarios para garantizar de forma eficiente el suministro del agua a la comunidad y al que próximamente se le estarán realizando las evaluaciones químicas necesarias para confirmar la optimización de sus aguas.

Adelante Informe/Nota de Prensa