Comparte.

El pasado 15 de Septiembre del 2019, La Cañada de Urdaneta se conmovió con la fatídica muerte a mano armada de María Isabel Subero Rincón, por varios impactos de bala, aunque las autoridades apenas empiezan las pesquisas, han sugerido en diversos medios de comunicación, que el móvil podría ser el robo. Sin embargo, familiares y amigos opinan diferente.

Este medio informativo, pudo hacer contacto con Yineth Subero, reconocida dirigente municipal de Acción Democrática, prima de la occisa, quien asegura que: “María Isabel, en vida fue también dirigente política opositora reconocida en el municipio. Su muerte fue en condiciones extrañas, y la policía debe hacer su trabajo, ella, como yo y buena parte de nuestra numerosa familia tenemos tiempo bajo constantes amenazas por parte del alcalde y la dirigencia del PSUV, que nos mantienen en zozobra. Hago responsable al alcalde y a los líderes del PSUV de lo que nos pueda pasar”.

Cabe destacar que el homicidio de María Isabel Subero se produjo exactamente el 15 de septiembre de 2019.

La inseguridad se sigue apoderando del municipio La Cañada, así como también los focos delincuenciales y las redes criminales de esa zona se extienden a través de la extorsión y el secuestro hacia municipios vecinos como Maracaibo y San Francisco.

Asegura que su hermano Andrés Subero y su primo Andrés Novoa, preso político, fueron atacados en 2017 por la Guardia Nacional Bolivariana, y que su casa materna ha sido en varias ocasiones objeto de ataques por personas vinculadas al Gobierno nacional, cuestión que han denunciado ante las autoridades, sin obtener respuesta. La familia hace un llamado para que se investigue este horrible asesinato político y se dé garantías a su vida y la de sus familiares.

 

Redacción Adelante Informe