septiembre 28, 2022

LUZ DE NUESTRA IDENTIDAD

POR: JAIRO SILVA GONZALEZ  

Tu blasón egregie, majestuoso, solemne, bruñido, esta esculpido en latín lo siguiente: “POST NUBILA PHOEBUS” que en el idioma de cervantes significa “DESPUES DE LAS NUBES, EL SOL”.  

Cuando en el año número dos de la década octava de siglo XX, leí en mi primer carnet que me acreditaba como estudiante, esa frase latina, me embargo una colosal e indescriptible emoción, traduciendo en mí una gran responsabilidad conmigo mismo, con mi familia, con mis amigos de mi querido barrio ziruma y con mi pueblo indígena.

Como olvidar aquel blasón esculpido con frase latina que nos convocaba a todos los estudiantes de nuestra querida, añeja e histórica universidad, a salir de la oscurana, a salir de la ignorancia, a salir de la ignorancia supina, para entrar a la cumbre del conocimiento universal, para ingresar al fulgurante esplendor de la ciencia, de las humanidades, de las artes, y de la cultura como hecho societal.

En el devenir histórico, comprendimos con claridad meridiana el sentido connotado y denotado de “Post Nubila Phoebus” aprendimos el significado glorioso del 11 de septiembre de 1891, fecha imposible de parangonarse con otra, pues, esa fecha bruñe con letras de diamantes la historia zuliana, hasta que un aciago día del mes de agosto de 1904 el presidente Cipriano Castro decretó el cierre de nuestra amada Universidad.

Transcurrieron 46 años de penumbra, sin faro, sin luces del conocimiento universal hasta que el 1 de octubre de 1946 el presidente de la junta de gobierno decretó la reapertura de la añorada alma mater.

Los zulianos tenemos que dar un testimonio de agradecimiento a Don Rómulo Betancourt, al Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa y al Dr. Gonzalo Barrios, quienes tuvieron la voluntad política, talante diplomático y visión de Estadista al firmar aquel decreto de reapertura.

Claro está todos los zulianos debemos rendirle eterno agradecimiento, debemos rendirle perennes honores, constante y sonoro aplausos al Dr. Jesús Enrique Lossada quien, con su tesón, dedicación, y su lucha fue el precursor de la reapertura de nuestra Universidad.

La Universidad del Zulia y nuestro estado, es una unicidad. No se puede entender a LUZ sin nuestro estado y no se puede entender a nuestro estado sin la Universidad del Zulia. Así debemos comprenderlo, porque nadie quiere lo que no conoce.

Los zulianos tienen que saber que es la universidad del Zulia, para que sirve la universidad, esta preocupación me ha atormentado toda la vida, puesto, el zuliano común y corriente está emocionalmente muy distante de nuestra universidad, la ven ajena a sus intereses, la observan y sienten a nuestra alma mater como una cosa etérea.

Esta imagen deformada debemos revertirla, si queremos ganar la batalla histórica y gloriosa de recuperar y restaurar la casa del conocimiento, del saber de las ciencias, de las artes, y de las humanidades. Tarea nada fácil, sin lugar a dudas es una labor ardua y áspera, ya que el gobierno nacional es la contumeria.

La Universidad y los zulianos somos la identidad, con la cual nos identifican en nuestra patria y en el resto del mundo, pues, como es de dominio público muchos egresados de LUZ, ciñen lauros múltiples ejerciendo su conocimiento adquirido en nuestra Ilustre Universidad del Zulia en cualquier parte del planeta donde laboran.  

No es una labor fácil rescatar el funcionamiento pleno de LUZ, es una tarea de atlantes, los primeros en persuadirnos somos los zulianos, disuadirnos de la imperiosa necesidad de rescatar a nuestra universidad para que vuelva a ser pivote esencial de la reconstrucción de un Zulia pujante, con crecimiento económico sustentable en el tiempo, un zulia con alto grado de desarrollo científico técnico.

Es nuestro deber y nuestra responsabilidad restituir a nuestro estado Zulia como catapulta del desarrollo nacional, tenemos con qué, y como hacerlo.  LUZ como hacedora de ciencia y tecnología está comprometida con el desarrollo de la ganadería en todas sus especies, también está comprometida en masificar el desarrollo de la agricultura, para producir alimentos a bajos costos, para que puedan ser adquiridos por los zulianos.

La Universidad del Zulia tiene en sus manos consolidar y diversificar la industria petrolera, reactivar a la petroquímica. La universidad tiene planes, programas y proyectos para sustituir el vetusto, caduco y obsoleto sistema eléctrico regional, a través de un sistema de energía eléctrica menos contaminante como la energía eólica y la energía fotovoltaica.

De tal manera que rescatar a la universidad es restaurar al Zulia como emporio de desarrollo social, económico, político, y cultural.  Ahora quiero con el permiso de ustedes rendirles tributo a mis excelsos profesores, los iré mencionando de acuerdo a la cronología que se presentaron:  

1.- Cesar Vargas, profesor de estudio y comprensión de hombre, nos dio una ampulosa explicación del origen del universo y del origen del hombre, de igual manera nos habló de la explicación teológica de la creación, nos dotó de una sólida base cultural.

 2.- Nora Guanipa, una espigada rubia profesora de sociología, aquí estudiamos al hombre como ser societario y societal, nos introdujo sutilmente en la teoría positivista de Augusto Comte, también ahondó en la teoría marxista como antítesis del capitalismo.

3.- Dirimo Urdaneta, profesor de Economía política II, de forma pedagógica explicó los modos de producción, es decir como el hombre en sociedad se organiza para producir los bienes y servicios necesarios para satisfacer sus necesidades.  A.- Modo de producción primitivo, B.- Modo de producción esclavistas, C.- Modo de producción feudal, D.- Modo de producción capitalista, E.- Modo de producción comunista.   

4.- Rodualdo Rodríguez (QEPD) mi gran y recordado profesor de macroeconomía I Y II, nos formó el pensamiento económico, nos formó para ser buenos economistas, nos enseñó a interpretar, analizar las grandes magnitudes económicas, tales como: empleo, inversión, inflación. Cómo corregir y equilibrar esas magnitudes.  

5.- Cómo soslayar al inefable Tito Useche profesor de Econometría, en varias oportunidades nos dijo “Ustedes son brutos”, cuando por su falta de pedagogía no atinaba a explicar el modelo de desarrollo económico de Schumpeter a los modelos matematicos y estadisticos pero explicaba bien la teoría de los juego.

6.- Alberto Rodriguez: profesor de la temible Planificación Económica, una de las materias más importantes y hermosas contenidas en el pensum de estudios. Aquí nos explicaba el profesor con su acento español cómo salir de una crisis económica, como recuperar las magnitudes macro en situación de estancamiento, estanflación y también cómo enfriar una economía es decir hacerla recesiva.

7.- Adolfo Suarez: profesor de política económica, ultima materia de la carrera de economía, nos instruyó a diagnosticar la situación económica de un país para hilvanar coherentemente una serie de acciones de políticas públicas, bien sea para consolidar, desarrollar la economía de un país próspero o diseñar acciones de políticas públicas en materia de política monetaria, política fiscal, política cambiaria, ue ejecutaba en su conjunto se denominan política económica destinadas a solventar crisis económicas, si es el caso de un país determinado.  Ahora bien todos los zulianos tenemos la responsabilidad y deber de unirnos para reconstruir a nuestra querida alma mater para que sus puertas estén abiertas Per saecula saeculorum.

POR: JAIRO SILVA GONZALEZ

COMPARTE!!!