Comparte.

Este martes 12 de octubre, Día de la Resistencia Indígena, Manuel Rosales, candidato a la Gobernación del estado Zulia, y Rafael Ramírez, aspirante a la Alcaldía de Maracaibo, conmemoraron la fecha con unas visitas a los barrios “Sobre la Misma Tierra” y “12 de Octubre”, así como el sector “Ziruma”, en las parroquias Venancio Pulgar, Idelfonso Vásquez y Juana de Ávila, respectivamente.

Rosales resaltó la difícil situación por la que atraviesan los pueblos ancestrales, debido al olvido al que fueron sometidos por quienes hoy están en el Ejecutivo regional y municipal. Señaló que estas comunidades no tienen acceso a la salud, educación y servicios básicos como el agua, recurso esencial para el combate de la pandemia del Covid.

“Nuestros pueblos indígenas levantan su voz al unísono para exigir un cambio”, indicó Rosales, quien aseguró que regresaría el próximo 12 de octubre, junto a Ramírez, para trabajar en soluciones tangibles. “Aquí estaremos trabajando por la gente, solucionando, atendiendo tantos problemas que ahogan al estado. El destructor del Zulia ha acabado con todo pero jamás podrá con la esperanza de un pueblo y su voluntad de cambio», agregó.

Rosales recibió una bendición por parte de la comunidad de “12 de octubre” y participó en las actividades culturales que prepararon en las tres zonas visitadas.

Por otro lado, el abanderado por la Unidad a la Alcaldía de Maracaibo, Rafael Ramírez, destacó que las comunidades indígenas, no sólo de la ciudad sino de todo el país, aún están en resistencia. “Le cambiaron el nombre de Día de la Raza al día de la Resistencia Indígena porque reivindicarían a los pueblos indígenas pero la verdad es que eso se quedó en papel».

Advirtió que hoy los pueblos ancestrales son víctimas de la matraca, de la falta de servicios públicos, la escasez de comida y les cercenan su derecho a practicar el comercio binacional.

 

 

 

Adelante Informe/Nota de Prensa