Comparte.

La Fundación Renovando Esperanza organizó una actividad especial para celebrar el Día del Niño atendiendo a 50 pequeños de la parroquia El Bajo del municipio San Francisco.

La coordinadora de la jornada, Andrea Causil, entregó ropa, golosinas y una comida completa para cada infante acompañados de sus representantes en cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

El presidente de la Fundación,  Ricardo Lobo, resaltó la importancia de hacer felices a los niños, no en un día específico sino por siempre, razón que hace lo social la esencia de esta agrupación sin fines de lucro.

 

Adelante Informe/Nota de Prensa