Comparte.

Protesta pacífica por abuso de autoridades se desarrollaron en el municipio Jesús Enrique Lossada. El pueblo de Lossada tomó el comando de la sede de la Guardia Nacional (GNB) del Municipio, por presunto maltrato y mal procedimiento ocurrido este domingo 16 de enero donde hirieron a 2 niños de 8 y 9 años respectivamente, uno le amputaron la mano y el otro quedó gravemente herido.

Los vecinos señalan al Primer Teniente García, quien se hace acompañar de un grupo de funcionarios de la Guardia Nacional, y amedrentar a los comerciantes y a la comunidad de las Parroquias San José y José Ramón Yepeyz.

Un vocero de los comerciantes manifestó que estos funcionarios viven cobrando vacuna en sus negocios para dejarlos trabajar. El pueblo se cansó de tanto abuso, ya se hizo la denuncia en Fiscalía del Ministerio Público, para que se tomen las medidas pertinentes del caso  y les caiga todo el peso de la ley a estos funcionarios que ensucian el nombre de la institución.

 

Redacción Adelante Informe/Nota de prensa